Welcome to the all-new Vetlearn

  • What’s new on Vetlearn?
  • The latest issues of Compendium and
    Veterinary Technician
  • New CE articles for veterinarians and technicians
  • Expert advice on practice management
  • Care guides on more than 400 subjects
    to give to your clients
  • And more!

To access Vetlearn, you must first sign in or register.

registernow

Become a Member

Reference Desk

Cardiomiopatía Dilatada Canina

    Acerca de las Guías de Cuidado

    Estas guías de cuidado han sido escritas para ayudar a sus clientes a entender las condiciones comunes, exámenes instrumentales o de laboratorio y procedimientos así como ofrecer información básica sobre el cuidado de su mascota. Estas están basadas en información documentada, recomendaciones y guías en uso en los Estados Unidos al momento en que fueron escritas. Las recomendaciones de uso de productos farmacéuticos están basadas en productos en el mercado de salud animal de los Estados Unidos. Use el botón Bajar la Separata (Download Handout) para generar una impresión PDF para imprimir o enviar como adjunto en correos electrónicos a sus clientes.

    • La cardiomiopatía dilatada (CMD) es una enfermedad en la que el músculo del corazón es estirado, debilitado e incapaz de contraerse (y a veces no se puede relajar y llenar) correctamente.
    • En la mayoría de los casos, la enfermedad es heredada, pero puede comportarse de manera diferente en diferentes razas de perros.
    • Para la mayoría de los perros afectados, el pronóstico a largo plazo es malo. Muchos perros mueren dentro de los 2 años del diagnóstico.

    ¿Qué es la cardiomiopatía dilatada canina?

    La cardiomiopatía dilatada (CMD) es una enfermedad en la que el músculo del corazón se estira, se debilita, y no puede contraerse eficazmente. Las cámaras del corazón (especialmente de los ventrículos) se vuelven disfuncionales, lo que puede reducir la cantidad de sangre que el corazón envía al cuerpo cuando se contrae (si el ventrículo izquierdo es afectado), así como la cantidad de sangre que entra en el corazón del resto del cuerpo (si el ventrículo derecho es afectado). Finalmente, los órganos del cuerpo (como los riñones) comienzan a sufrir daños por inadecuado suministro de sangre y oxígeno. Puede haber acumulación de líquido en y alrededor de los pulmones o en el abdomen, y pueden ocurrir otras complicaciones.

    En general, la cardiomiopatía dilatada es una enfermedad de perros de razas grandes, pero algunas razas de tamaño medio también pueden verse afectados. Las razas con mayor riesgo son doberman, perros lobos irlandeses, Gran Danés, boxers, y cocker spaniel. Curiosamente, CMD puede presentarse de manera diferente en diferentes razas. Por ejemplo, la mayoría de perros se ven afectados en la edad adulta, pero los perros de agua portugueses pueden verse afectados como cachorros. Además, algunos investigadores han reportado que los boxers son más propensos a sufrir un colapso repentino por CMD en comparación con otras razas y que la enfermedad puede progresar más rápidamente en los doberman.

    En la mayoría de los perros, CMD es una enfermedad hereditaria, pero otras causas han sido implicadas. Deficiencias en carnitina o taurina (un aminoácido) se han relacionado con CMD en algunos perros, y algunos medicamentos pueden causar daño al corazón que conduce a la CMD. A veces, la causa de CMD no puede ser determinada.

    ¿Cuáles son los signos de cardiomiopatía dilatada canina?

    La insuficiencia cardiaca se define como una condición en la cual se acumula líquido en o alrededor de los pulmones o en el abdomen como consecuencia de la alteración del funcionamiento del corazón. CMD tiende a ser una enfermedad muy "silenciosa" hasta que suficiente daño se ha hecho al corazón para causar signos clínicos de insuficiencia cardíaca. La enfermedad también puede causar arritmias del corazón potencialmente mortales (ritmo cardíaco irregular). Los signos de CMD pueden incluir los siguientes:

    • Tos, dificultad para respirar
    • Pérdida de peso
    • Desmayo o episodios de colapso
    • Debilidad, intolerancia al ejercicio
    • Hinchazón del abdomen (por acumulación de líquido)

    Lamentablemente, algunos perros afectados mueren repentinamente sin signos previos de enfermedad. La detección temprana de CMD a través de exámenes veterinarios regulares y pruebas de detección adecuadas puede mejorar las probabilidades de detectar la enfermedad temprano e iniciar tratamiento adecuado. Sin embargo, CMD puede tener una fase subclínica (la etapa durante la cual el corazón está funcionando de manera anormal, pero los síntomas clínicos no son evidentes) que puede durar varios años, tiempo durante el cual los exámenes físicos pueden ser normales. Esto complica el diagnóstico precoz en algunos perros.

    ¿Cómo se diagnostica la enfermedad?

    CMD debe distinguirse de otras causas de insuficiencia cardíaca, como la enfermedad del gusano del corazón y defectos cardíacos. El diagnóstico de CMD se basa en la historia clínica, los hallazgos del examen físico y pruebas específicas que ven más de cerca el funcionamiento del corazón y la salud del corazón y los pulmones. Durante el examen físico se utiliza un estetoscopio para escuchar el corazón y los pulmones para detectar un soplo cardíaco, frecuencia o ritmo cardíaco anormal, o fluidos en el pecho. Los soplos son sonidos "adicionales" (por lo general entre los latidos del corazón) que se escuchan cuando la sangre fluye anormalmente a través del corazón. Si hay líquido en el pecho o los pulmones, los pulmones pueden sonar anormalmente fuerte o débil. Los perros con CMD también puede tener pulso débil o presión sanguínea baja debido a que el corazón está bombeando una cantidad reducida de sangre hacia el resto del cuerpo. Cuando se sospecha de CMD después de un examen físico, algunas o todas estas pruebas se pueden recomendar para confirmar el diagnóstico:

    • Análisis de sangre y orina: para ayudar a comprobar daño a los riñones u otros órganos, también se puede recomendar las pruebas para detectar el gusano del corazón
    • Verificación de la presión arterial: para determinar si la presión arterial es baja
    • Radiografías (rayos X): para ver si hay líquido en el pecho o los pulmones y evaluar el tamaño y la posición del corazón
    • Ecocardiograma (ultrasonido cardiaco): para medir el espesor de las paredes del corazón, mirar al tamaño y contractilidad general de las cámaras del corazón, y evaluar el movimiento de las válvulas del corazón
    • Electrocardiograma (ECG): para evaluar la frecuencia y ritmo cardíaco

    ¿Cómo se trata la cardiomiopatía dilatada canina?

    Algunos perros con CMD están experimentando una crisis grave cuando el veterinario los ve inicialmente. En estos casos, la hospitalización (posiblemente en un centro que pueda proporcionar cuidados intensivos las 24 horas) es necesaria para estabilizar al paciente e iniciar las pruebas de diagnóstico. Si una mascota tiene problemas respiratorios graves o está en condición inestable, las pruebas de diagnóstico pueden ser limitadas hasta que el paciente pueda soportarlas, demasiado estrés puede ser fatal en un perro que está gravemente enfermo con insuficiencia cardiaca. Las medidas de emergencia pueden incluir medicamentos para apoyar el funcionamiento del corazón y controlar las arritmias, oxígeno para facilitar la respiración, y medicamentos o procedimientos para extraer líquido del abdomen o el pecho para que la mascota esté más cómoda y permitir que los pulmones se llenen de aire con mayor eficacia.

    Una vez que el perro se ha estabilizado y el diagnóstico de CMD es confirmado, el tratamiento a largo plazo probablemente incluirá medicamentos para disminuir la cantidad de trabajo que el corazón tiene que realizar, mejorar la capacidad del músculo del corazón para contraerse, controlar las arritmias del corazón, y ayudar a eliminar líquido de los pulmones, el pecho y el abdomen.

    Si un perro desarrolla CMD como resultado de una deficiencia de carnitina o taurina, un componente crítico del tratamiento será suplementar estos compuestos a largo plazo. Su veterinario también puede recomendar la alimentación de su perro con una dieta baja en sodio.

    ¿Cuál es el pronóstico de perros con esta enfermedad?

    La fase subclínica de CMD (la etapa durante la cual el corazón está funcionando de manera anormal, pero los síntomas clínicos no son evidentes) puede durar años en algunos perros. El diagnóstico precoz y el manejo de CMD en esta etapa pueden mejorar la evolución a largo plazo, pero con el tiempo es probable que la enfermedad clínica y la insuficiencia cardiaca aún se produzcan.

    Para los perros que ya están en insuficiencia cardíaca debido a la CMD, el pronóstico a largo plazo es malo. La mayoría de los perros mueren de complicaciones dentro de 2 años del diagnóstico. Muchos mueren mucho antes, a los pocos meses del diagnóstico.

    Mientras su perro está siendo tratado de CMD, su veterinario puede recomendar exámenes periódicos para evaluar la respuesta al tratamiento. También puede ser necesario repetir los análisis de sangre, rayos X y ultrasonido cardíaco. Entre las visitas veterinarias, observe si su perro presenta tos, intolerancia al ejercicio, debilidad, desmayos, o respiración anormal, y comunique estos problemas a su veterinario de inmediato.

    Si un perro tiene una predisposición genética para el desarrollo de CMD, la prevención de la enfermedad es poco probable. Sin embargo, las visitas regulares al veterinario y la detección temprana (y tratamiento) de la enfermedad puede ser la mejor manera de mantener la calidad de vida una vez que la condición se desarrolla.

    didyouknow

    Did you know... Idiopathic dilated cardiomyopathy is most commonly diagnosed in middle-aged, large- and giant-breed dogs such as Doberman pinschers, boxers, German shepherds, Newfoundlands, Dalmatians, and Labrador retrievers, although some small breeds have also been affected.Read More

    These Care Guides are written to help your clients understand common conditions. They are formatted to print and give to your clients for their information.

    Stay on top of all our latest content — sign up for the Vetlearn newsletters.
    • More
    Subscribe