Welcome to the all-new Vetlearn

  • Vetlearn is getting a new home. Starting this fall,
    Vetlearn becomes part of the NAVC VetFolio family.

    You'll have access to the entire Compendium and
    Veterinary Technician archives and get to explore
    even more ways to learn and earn CE by becoming
    a VetFolio subscriber. Subscriber benefits:
  • Over 500 hours of interactive CE Videos
  • An engaging new Community for tough cases
    and networking
  • Three years of NAVC Conference Proceedings
  • All-new articles (CE and other topics) for the entire
    healthcare team

To access Vetlearn, you must first sign in or register.

registernow

  • Registration for new subscribers will open in September 2014!
  • Watch for additional exciting news coming soon!
Become a Member

Reference Desk

Rotura del Ligamento Cruzado Craneal

    Acerca de las Guías de Cuidado

    Estas guías de cuidado han sido escritas para ayudar a sus clientes a entender las condiciones comunes, exámenes instrumentales o de laboratorio y procedimientos así como ofrecer información básica sobre el cuidado de su mascota. Estas están basadas en información documentada, recomendaciones y guías en uso en los Estados Unidos al momento en que fueron escritas. Las recomendaciones de uso de productos farmacéuticos están basadas en productos en el mercado de salud animal de los Estados Unidos. Use el botón Bajar la Separata (Download Handout) para generar una impresión PDF para imprimir o enviar como adjunto en correos electrónicos a sus clientes.

    • La rotura del ligamento cruzado craneal (LCC) es uno de los problemas ortopédicos más frecuentes en perros.
    • El LCC en perros se corresponde con el ligamento cruzado anterior (LCA) en humanos.
    • Una lesión de este ligamento es muy debilitante y dolorosa.
    • Este ligamento se daña en perros cuando la articulación se extiende demasiado o se gira a un grado excesivo. La lesión también puede desarrollarse con el tiempo en perros susceptibles.
    • En algunos casos, sobre todo en los perros más grandes, se recomienda el tratamiento quirúrgico.

    ¿Que es la Rotura del Ligamento Cruzado Craneal?

    La rotura del ligamento cruzado craneal (LCC) es uno de los problemas ortopédicos más frecuentes en perros. La articulación de la babilla en un perro corresponde a la articulación de la rodilla humana, y el LCC es comparable al ligamento cruzado anterior (LCA) en humanos. Al igual que en humanos, una rotura parcial o total de este ligamento es debilitante y extremamente dolorosa, dando lugar a cojera e inestabilidad de la articulación. Sin tratamiento, la rotura del LCC da lugar a otros cambios degenerativos en la articulación y, finalmente a osteoartritis. La rotura del LCC puede ocurrir en cualquier perro. Los factores de riesgo incluyen la obesidad, artrosis o inestabilidad existente en la rodilla, y falta de acondicionamiento adecuado para la actividad que se realiza, como un perro normalmente sedentario que de repente empieza a jugar fuerte.

    ¿Cuáles son los Signos de Rotura del Ligamento Cruzado Craneal?

    El primer signo de la enfermedad suele ser cojera de la pata trasera. El grado de claudicación depende de si la lesión es crónica o aguda/traumática y si la rotura es parcial o completa. Como resultado, algunos perros pueden estar un poco cojos, mientras que otros son incapaces de poner ningún peso sobre la extremidad afectada. Otros síntomas incluyen:

    • Dolor y rigidez
    • Un perro que se sienta anormalmente porque ya no quiere o no puede flexionar su articulación de la rodilla
    • Dificultad para levantarse
    • Inflamación de la articulación y/o atrofia muscular (desgaste) en el área de la babilla
    • Disminución del nivel de actividad

    Causas de la Rotura del Ligamento Cruzado Craneal

    • Rotura crónica: Esto ocurre cuando el ligamento se ha debilitado y se daña con el tiempo, como sucede con la osteoartritis. Otros cambios degenerativos pueden ocurrir en la articulación. Los desgarros parciales eventualmente se rompen por completo si no se tratan. La edad, obesidad, mala postura, y ciertas enfermedades pueden contribuir al deterioro y rotura del ligamento.
    • Rotura aguda: Los perros suelen dañar su LCC mientras realizan algún tipo de actividad física durante el cual la articulación se extiende demasiado o se gira a un grado tan extremo que el ligamento se desgarra.

    Diagnóstico

    El diagnóstico del LCC se suele realizar en base a los signos clínicos, examen físico, y radiografías (rayos X). Durante el examen, su veterinario puede llevar a cabo una "prueba de sentarse" con su perro. Los perros con desgarros parciales o completos del LCC se muestran reacios a flexionar la articulación de la rodilla y puede sentarse anormalmente hacia un lado con la pierna lesionada extendida. Su veterinario también evaluará la articulación buscando movimientos anormales o inestabilidad, lo que puede necesitar hacerse con su perro bajo sedación. También se observará cualquier inflamación de la articulación o atrofia muscular.

    Tratamiento

    Su veterinario puede recomendar el tratamiento médico o quirúrgico de la rotura del LCC. Las recomendaciones de tratamiento se basan en varios factores, incluyendo la gravedad de la lesión, la condición de otras estructuras de la rodilla, y el tamaño y la salud en general del paciente.

    El tratamiento médico consiste típicamente en reposo, analgésicos apropiados (tales como los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos o AINEs), y suplementos para las articulaciones. Una vez que la fase aguda ha pasado, es muy importante mantener el peso del perro bajo control y seguir un plan de ejercicio aprobado por su veterinario. En muchos casos, los perros pequeños (menos de 15 Kg.) pueden quedar bien con el tratamiento médico. El tratamiento conservador (médico) también se puede recomendar si el perro no es un buen candidato para la cirugía.

    El tratamiento quirúrgico consiste en la estabilización de la articulación a fin de crear un movimiento más normal de la articulación. Existen varios procedimientos quirúrgicos que pueden lograr esto con éxito. Algunos veterinarios realizan la cirugía ellos mismos, mientras que otros pueden referir este procedimiento a un especialista en ortopedia veterinaria. Algunos veterinarios pueden realizar una cirugía de LCC con equipo quirúrgico artroscópico. Si su perro es un candidato para la cirugía de LCC, su veterinario le explicará las opciones quirúrgicas.

    Después de la cirugía, siga de cerca las instrucciones de su veterinario acerca de las limitaciones en la actividad para permitir que el sitio de la cirugía pueda sanar. Se prescribirán medicamentos para el dolor y terapia física según sea necesario. El pronóstico varía en función al grado de degeneración de la articulación.

    Precaución

    Un alto porcentaje de perros que han sufrido una rotura del LCC en una pata trasera por lo general rompen el LCC en su otra pierna trasera dentro de un año.

    didyouknow

    Did you know... In brachycephalic animals, all of the oral tissues are present in the shortened maxilla, but they are compressed into a smaller area.Read More

    These Care Guides are written to help your clients understand common conditions. They are formatted to print and give to your clients for their information.

    Stay on top of all our latest content — sign up for the Vetlearn newsletters.
    • More
    Subscribe