Welcome to the all-new Vetlearn

  • Vetlearn is becoming part of NAVC VetFolio.
    Starting in January 2015, Compendium and
    Veterinary Technician articles will be available on
    NAVC VetFolio. VetFolio subscribers will have
    access to not only the journals, but also:
  • Over 500 hours of CE
  • Community forums to discuss tough cases
    and networking with your peers
  • Three years of select NAVC Conference
    Proceedings
  • Free webinars for the entire healthcare team

To access Vetlearn, you must first sign in or register.

registernow

  Sign up now for:
Become a Member

Reference Desk

Recomendaciones de Vacunas Caninas

    Acerca de las Guías de Cuidado

    Estas guías de cuidado han sido escritas para ayudar a sus clientes a entender las condiciones comunes, exámenes instrumentales o de laboratorio y procedimientos así como ofrecer información básica sobre el cuidado de su mascota. Estas están basadas en información documentada, recomendaciones y guías en uso en los Estados Unidos al momento en que fueron escritas. Las recomendaciones de uso de productos farmacéuticos están basadas en productos en el mercado de salud animal de los Estados Unidos. Use el botón Bajar la Separata (Download Handout) para generar una impresión PDF para imprimir o enviar como adjunto en correos electrónicos a sus clientes.

    • Las vacunas son un arma importante contra las enfermedades infecciosas.
    • Con los años, el uso generalizado de las vacunas ha salvado las vidas de millones de perros.
    • Las vacunas son seguras y, en general, bien toleradas por la mayoría de los perros.
    • La selección de las vacunas y su programación debe ser una elección individualizada que usted y su veterinario hacen juntos.

    Las mascotas hoy en día tienen la oportunidad de vivir vidas más largas y más saludables que nunca antes. Una de las razones principales para esto es la disponibilidad de vacunas que pueden proteger a las mascotas de enfermedades virales y bacterianas mortales. Durante las últimas décadas, el uso generalizado de vacunas contra el moquillo canino, parvovirosis, rabia y otras enfermedades han salvado las vidas de millones de perros e impulsado algunas de estas enfermedades a una relativa oscuridad. Por desgracia, estas enfermedades siguen planteando una amenaza significativa para los perros que están sin vacunar; así que, a pesar de que los programas de vacunación han sido muy exitosos, los dueños de mascotas y los veterinarios no pueden darse el lujo de ser complacientes acerca de la importancia de mantener a las mascotas al día con sus vacunas.

    ¿Por qué mi perro necesita vacunas?

    Las vacunas son una de nuestras herramientas más importantes contra las enfermedades infecciosas. Algunas de estas enfermedades, tales como la "tos de las perreras", se pueden transmitir directamente de perro a perro. Si su perro está alguna vez alrededor de otros perros, como en una perrera, parque para perros, peluquería de perros, o guardería de mascotas, es probable que su perro esté expuesto a enfermedades infecciosas. Incluso los perros que parecen saludables pueden estar enfermos, por lo que mantener las vacunas de su perro al día es una buena manera de proteger a su perro de enfermedades.

    Incluso si su perro no tiene contacto con otros perros, algunas enfermedades pueden transmitirse indirectamente. Por ejemplo, la infección por parvovirus, la cual es potencialmente mortal, se transmite por contacto con heces de un perro infectado. Incluso si su perro nunca tiene contacto con un perro infectado con parvovirus, su perro puede estar expuesto al virus a través del contacto con heces de un perro infectado, como en un parque o en la playa. La enfermedad de Lyme, una infección peligrosa que es transportada por garrapatas, es otra enfermedad a la que su perro puede estar expuesto sin entrar en contacto con otros perros.

    Por lo tanto, incluso los perros que pasan la mayor parte de sus vidas dentro de casa o tienen un contacto muy limitado con otros animales no están totalmente libres de exposición a enfermedades infecciosas.

    ¿Cómo funcionan las vacunas?

    Aunque existen muchos tipos de vacunas, todas tienden a funcionar a través de un principio similar. La mayoría de las vacunas contienen una porción muy pequeña del virus o bacteria que es el agente infeccioso. Algunas vacunas contienen pequeñas cantidades del virus o bacteria enteros, mientras que otras contienen partículas que forman parte del organismo infeccioso. Cuando este material se introduce al cuerpo en una vacuna, el sistema inmune del cuerpo responde a través de una serie de pasos que incluyen la formación de anticuerpos y otras células que reconocen al organismo específico más adelante. Cuando el individuo vacunado se encuentra con el "verdadero" organismo más adelante, el cuerpo reconoce al organismo y reacciona para proteger al individuo vacunado de la enfermedad.

    ¿Son seguras las vacunas?

    Todas las vacunas disponibles han sido ampliamente probadas y son seguras cuando se administran de acuerdo a las indicaciones. La mayoría de los perros toleran las vacunas muy bien, aunque pueden haber reacciones en algunos casos. Algunos perros pueden parecer un poco "cansados" después de recibir las vacunas. Avísele a su veterinario si su perro desarrolla urticaria, enrojecimiento en la piel, problemas respiratorios, edema facial o vómitos. También debe informar a su veterinario si su perro ha tenido problemas alguna vez después de recibir una vacuna.

    ¿Qué vacunas necesita mi perro?

    Hay muchas vacunas disponibles para perros, pero todos los perros no necesitan recibir todas las vacunas disponibles. Así que, ¿cómo saber qué vacunas debe recibir su perro? La Asociación Americana de Hospitales de Animales (AAHA) ha elaborado un resumen de las recomendaciones de vacunación para ayudar a los veterinarios a elucidar cómo proteger mejor a los perros a través del uso de programas de vacunación. La AAHA evaluó las vacunas disponibles y las clasificaron para proporcionar una guía sobre la forma como se deben utilizar. Las vacunas se clasifican como esencial, no esencial, o no recomendada. Una vacuna esencial es la que todos los perros deben recibir. Las vacunas esenciales para los perros son la rabia, el moquillo, el adenovirus-2, y el parvovirus. Las vacunas no esenciales son opcionales y pueden beneficiar a los perros en base a su riesgo de exposición a la enfermedad. Como ejemplos tenemos las vacunas contra la enfermedad de Lyme y la leptospirosis. La categorización de una vacuna como "no recomendada" no significa que la vacuna sea mala o peligrosa. Esta designación significa simplemente que no hay  información suficiente para recomendar el uso generalizado de la vacuna.

    Dado que las vacunas esenciales son recomendadas para todos los perros, su veterinario le recomendará mantener a su perro al día en sus vacunas contra el moquillo, el parvovirus, adenovirus-2, y la rabia en todo momento. La decisión con respecto a las vacunas no esenciales debe hacerse después de que usted y su veterinario hayan discutido las vacunas en cuestión y si el perro puede beneficiarse de recibirlas. Los factores a considerar incluyen el estilo de vida de su perro (cuánto tiempo pasa su perro afuera), en donde vive usted, a donde viaja usted con su perro, y con qué frecuencia su perro tiene contacto con otros perros. Tenga en cuenta que las recomendaciones de vacunación pueden cambiar: si el estilo de vida de su perro cambia, su veterinario puede recomendar la modificación del programa de vacunación para asegurarse de que su perro esté bien protegido.

    ¿Cuál es el calendario recomendado para las vacunas?

    Los cachorros suelen recibir sus primeras vacunas alrededor de las 6 a 8 semanas de edad. Vacunas de refuerzo se dan generalmente cada 3 a 4 semanas hasta que el cachorro cumple 16 semanas de edad. Su veterinario puede hablar con usted sobre las vacunas que su cachorro recibirá en sus visitas de chequeo. Las vacunas se repiten generalmente al año siguiente.

    Aunque los cachorros son considerados especialmente vulnerables a algunas enfermedades, también es muy importante para los perros adultos estar al día con sus vacunas. Tradicionalmente, muchas vacunas se repitieron todos los años durante la visita de examen anual regular. Sin embargo, las investigaciones han demostrado que algunas vacunas pueden proteger a los perros por más de 1 año. A la luz de los resultados de la investigación, la AAHA recomienda que algunas vacunas no necesitan repetirse más a menudo que cada 3 años. La decisión sobre la frecuencia con que su perro necesita refuerzos de vacunas depende de varios factores, incluyendo el estado general de salud de su perro y el riesgo de exposición a las enfermedades en cuestión. Su veterinario puede recomendar refuerzos anuales después de considerar el estilo de vida de su perro y el riesgo de exposición a la enfermedad. La decisión sobre la frecuencia de administración de cualquier vacuna (todos los años, cada 3 años, o nunca) debe ser una elección individualizada que usted y su veterinario hacen juntos.

    La vacunación sigue siendo uno de los servicios más importantes que ofrece su veterinario, y aunque la vacunación es un procedimiento de rutina, no debe tomarse a la ligera. Esto también permite una oportunidad establecida para que su veterinario lleve a cabo un examen físico, que es muy importante para mantener a su perro sano. El objetivo principal de su veterinario es proteger a sus pacientes, y el desarrollo de un programa de vacunación adecuada para su mascota es tan importante como cualquier otra área de la medicina.

    didyouknow

    Did you know... ELISA and other immunochromatographic tests are the preferred screening tests for feline leukemia and feline immunodeficiency virus.Read More

    These Care Guides are written to help your clients understand common conditions. They are formatted to print and give to your clients for their information.

    Stay on top of all our latest content — sign up for the Vetlearn newsletters.
    • More
    Subscribe