Welcome to the all-new Vetlearn

  • Vetlearn is becoming part of NAVC VetFolio.
    Starting in January 2015, Compendium and
    Veterinary Technician articles will be available on
    NAVC VetFolio. VetFolio subscribers will have
    access to not only the journals, but also:
  • Over 500 hours of CE
  • Community forums to discuss tough cases
    and networking with your peers
  • Three years of select NAVC Conference
    Proceedings
  • Free webinars for the entire healthcare team

To access Vetlearn, you must first sign in or register.

registernow

  Sign up now for:
Become a Member

Reference Desk

Pancreatitis Felina

    • La pancreatitis es una inflamación del páncreas, un órgano en el abdomen que ayuda al cuerpo a digerir los alimentos.
    • En los gatos, los signos clínicos de la pancreatitis puede ser vagos, como la pérdida del apetito, deshidratación y letargo (cansancio).
    • El tratamiento está dirigido a apoyar al paciente, incluyendo suplementos nutricionales, y minimizar los signos clínicos; los gatos con pancreatitis crónica pueden experimentar episodios recurrentes de la enfermedad.

    ¿Qué es la pancreatitis felina?

    El páncreas es un órgano en el abdomen que ayuda al cuerpo a digerir los alimentos. El páncreas secreta enzimas (proteínas que intervienen en las reacciones químicas en el cuerpo) en el tracto digestivo para ayudar a descomponer las grasas y promover la digestión. Cuando el páncreas se inflama, la condición se conoce como pancreatitis.

    Cuando la pancreatitis ocurre, el páncreas libera enzimas y otras sustancias en la zona circundante del abdomen. Estas sustancias causan inflamación localizada que daña el páncreas y los órganos cercanos y puede llevar a complicaciones potencialmente mortales.

    Hay dos formas de pancreatitis: aguda (tiende a ocurrir de forma repentina) y crónica (suele suceder con el paso del tiempo). En comparación con los perros, los gatos son más propensos a tener la forma crónica de la enfermedad. Ambas formas pueden ser leves o graves, y sus signos clínicos pueden ser muy similares.

    El desarrollo de la pancreatitis en gatos se ha asociado con trauma abdominal (como ser golpeado por un auto) y la infección con algunos virus y parásitos. La enfermedad inflamatoria del intestino también se ha asociado con pancreatitis en gatos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, no está claro lo que causa la pancreatitis en gatos.

    ¿Cuáles son los signos clínicos de la pancreatitis felina?

    A diferencia de los perros, muchos gatos con pancreatitis no vomitan y no presentan dolor abdominal obvio. Los signos clínicos asociados con la pancreatitis en los gatos pueden estar limitados a la pérdida del apetito, deshidratación, y letargo (cansancio). Algunos gatos con pancreatitis tienen signos muy leves que parecen desaparecer por sí mismos, por lo que la enfermedad puede permanecer sin diagnostico.

    ¿Cómo se diagnostica la pancreatitis felina?

    La obtención de información sobre el historial médico de su gato y un examen físico pueden proporcionar a su veterinario con información valiosa que puede ayudar a determinar si su gato tiene pancreatitis. Sin embargo, el diagnóstico de la pancreatitis puede ser complicado, porque no hay una sola prueba que la pueda diagnosticar en todos los casos. Las pruebas de diagnóstico inicial pueden incluir análisis de sangre, como un panel químico y recuento completo de células sanguíneas (RCS), radiografías (rayos X), y una ecografía abdominal para descartar obstrucciones intestinales y otras causas de los síntomas clínicos. Dependiendo de la salud de su gato, su veterinario puede recomendar una biopsia quirúrgica (extirpación de una muestra de tejido) para determinar si su gato tiene pancreatitis. También hay pruebas de sangre específicas que, cuando se combinan con otra información, pueden ayudar a diagnosticar la pancreatitis; su veterinario puede recomendar pruebas específicas si se sospecha de pancreatitis.

    Tratamiento y resultados

    La pancreatitis felina puede ser difícil de tratar. No existe ningún tratamiento que revierta la condición, por lo que la terapia está dirigida a apoyar al paciente y minimizar los signos clínicos hasta que se resuelvan. Comúnmente se dan antibióticos (aunque no siempre), así como líquidos y medicamentos para aliviar el dolor. Si el gato está vomitando, pueden administrarse medicamentos para aliviar este problema. Si un gato con pancreatitis no ha comido durante varios días, su veterinario puede recomendar una suplementación nutricional al comienzo del curso del tratamiento. Algunos veterinarios proporcionar nutrición a través de alimentación intravenosa (directamente en la vena) o la colocación de una sonda de alimentación. Si la mascota no responde al tratamiento médico, también hay procedimientos quirúrgicos para el tratamiento de la pancreatitis.

    Puede ser difícil predecir el resultado a largo plazo para un gato con pancreatitis, sobre todo si el problema es crónico y es probable que se repita. Además, la pancreatitis aguda puede causar daño potencialmente mortal para el cuerpo, incluyendo peritonitis (inflamación del tejido que recubre el abdomen), lipidosis hepática (hígado graso), insuficiencia renal y diabetes.

    Los gatos con antecedentes de pancreatitis deben ser monitoreados cuidadosamente buscando evidencia en caso de que la condición se repita. A veces se puede recomendar un cambio de dieta permanente a una dieta baja en grasas.

    didyouknow

    Did you know... Nonsurgical treatment of chylothorax can include pleural evacuation, dietary modifications, and various drug therapies or nutraceutical supplements.Read More

    These Care Guides are written to help your clients understand common conditions. They are formatted to print and give to your clients for their information.

    Stay on top of all our latest content — sign up for the Vetlearn newsletters.
    • More
    Subscribe