Welcome to the all-new Vetlearn

  • Vetlearn is becoming part of NAVC VetFolio.
    Starting in January 2015, Compendium and
    Veterinary Technician articles will be available on
    NAVC VetFolio. VetFolio subscribers will have
    access to not only the journals, but also:
  • Over 500 hours of CE
  • Community forums to discuss tough cases
    and networking with your peers
  • Three years of select NAVC Conference
    Proceedings
  • Free webinars for the entire healthcare team

To access Vetlearn, you must first sign in or register.

registernow

  Sign up now for:
Become a Member

Reference Desk

Enfermedad Renal Crónica

    • Enfermedad renal es un término muy general que se utiliza para describir una serie de condiciones que pueden afectar a los riñones o dañar las células renales. Algunos tipos de enfermedad renal son reversibles. La enfermedad renal crónica es una enfermedad progresiva que no tiene cura.
    • Los signos clínicos asociados con la enfermedad renal crónica incluyen aumento en la ingesta de líquidos y la micción, pérdida de peso y pérdida de apetito.
    • Las mascotas pueden tener a veces una buena calidad de vida durante muchos años después de ser diagnosticadas con enfermedad renal crónica. Su veterinario evaluará a su mascota y discutirá los mejores métodos de manejo de la enfermedad con usted.

    ¿Qué es la enfermedad renal?

    Enfermedad renal es un término muy general que se utiliza para describir una serie de condiciones que pueden afectar a los riñones o dañar las células renales. Si la enfermedad renal progresa, eventualmente puede conducir a insuficiencia renal y la muerte. Éstas son sólo algunas condiciones médicas que pueden estar asociadas con la enfermedad renal:

    • Nefritis: infección de los riñones, incluyendo la propagación de enfermedades sistémicas (por ejemplo, la leptospirosis, enfermedad de Lyme) que pueden causar daño a los riñones
    • Nefrotoxicosis: daño a las células renales asociado a un medicamento o veneno (como anticongelante)
    • Enfermedad renal poliquística: una condición genética en la que las células renales se convierten en quistes, perdiendo su capacidad de funcionar adecuadamente
    • Los cálculos renales
    • Insuficiencia cardiaca: (las enfermedades del corazón pueden disminuir el suministro de sangre a los riñones, lo que puede dañar las células renales)

    Los riñones son responsables de varias funciones importantes en el cuerpo, incluyendo los siguientes:

    • La eliminación de productos de desecho a través de la orina
    • La producción de una hormona que participa en la producción de células rojas de la sangre
    • Ayuda a mantener el equilibrio de fluidos/hidratación del cuerpo
    • Participa en la descomposición y eliminación de muchos tipos de drogas
    • Ayuda a regular los niveles de electrolitos importantes como el potasio y el sodio

    La enfermedad renal reduce la capacidad de los riñones para llevar a cabo estas funciones, lo que resulta en la enfermedad y (a menudo) la progresión de la enfermedad.

    ¿Cómo es la insuficiencia renal crónica diferente?

    El término enfermedad renal describe muchas condiciones que pueden afectar a los riñones. Insuficiencia renal describe una condición en la cual los riñones no pueden eliminar eficazmente los productos de desecho, mantener la hidratación y ayudar a regular el equilibrio de electrolitos en la sangre. A pesar de cómo este término pueda sonar, la insuficiencia renal no significa que los riñones dejen de producir orina. Por el contrario, debido a que los riñones ya no pueden concentrar la orina, el aumento de la producción de orina es a menudo uno de los signos clínicos clave asociados a la insuficiencia renal. La producción de orina no se detiene por completo hasta que la insuficiencia renal ha progresado a la etapa final, que es fatal.

    La insuficiencia renal puede ser aguda (que ocurren durante un período de horas o días) o crónica (que ocurre durante un período de semanas a meses o más). La toxicosis por anticongelante es un ejemplo de una condición que puede causar insuficiencia renal aguda. Si se diagnostica pronto y se trata agresivamente, la insuficiencia renal aguda puede revertirse en algunos casos, y la mascota puede continuar con una vida normal.

    Por el contrario, la insuficiencia renal crónica o enfermedad renal crónica (ERC), no es reversible. ERC puede ser causada por condiciones tales como la enfermedad poliquística del riñón o cálculos renales, pero en las mascotas muy mayores esto es comúnmente el resultado de una disminución en la función renal relacionada con la edad.

    ERC tiende a ser progresiva, lo que significa que empeora con el tiempo. Aunque ERC no es reversible, a menudo es posible retardar la progresión de la enfermedad y de controlar algunos signos clínicos a fin de que su mascota esté más cómoda.

    ¿Cuáles son los signos clínicos de la enfermedad renal crónica?

    Los signos clínicos de la enfermedad renal crónica a menudo comienzan muy levemente y aumentan en intensidad a medida que la enfermedad avanza:

    • Vómitos
    • Pérdida de apetito
    • Aumento del consumo de líquidos y de la micción
    • Deshidratación
    • Letargo (cansancio)
    • Pérdida de peso
    • Estreñimiento
    • Disminución del aseo propio (limpieza)
    • Babeo (debido a las náuseas o úlceras en la boca)

    ¿Cómo se diagnostica la enfermedad renal crónica?

    Al igual que con muchas otras condiciones médicas, el diagnóstico de la ERC a menudo comienza con su veterinario obteniendo un historial médico de usted. Entre otras cosas, su veterinario puede preguntarle acerca de cualquier medicamento o suplemento que su mascota haya recibido, cambios en el apetito, bebida u orina, enfermedades previas, o signos actuales de la enfermedad.

    El diagnóstico de la enfermedad renal puede requerir una combinación de varias pruebas. Puede que su veterinario no recomiende todas estas pruebas, pero las siguientes son algunas de las más comunes:

    • Conteo sanguíneo completo (CSC) y perfil químico: Estos exámenes se realizan comúnmente en conjunto como parte de un chequeo general de bienestar o análisis de sangre inicial si la mascota está enferma. Estas pruebas proporcionan una visión general de muchos de los sistemas de órganos de su mascota, incluyendo los riñones. El CSC (hemograma completo) muestra el número de glóbulos rojos (necesarios para transportar el oxígeno a todos los tejidos del cuerpo), glóbulos blancos (necesarios para ayudar a combatir las infecciones) y plaquetas. Debido a que los riñones participan en la producción de células rojas de la sangre, las mascotas con ERC puede tener un bajo número de estas células. El recuento de glóbulos blancos también puede ser anormal si hay una infección presente. El perfil químico mide los niveles de varias sustancias que pueden cambiar si hay un problema con los riñones, tales como ERC.
    • Análisis de orina: La evaluación de una muestra de orina de su mascota puede proporcionar información crítica sobre qué tan bien están funcionando los riñones. La orina que está demasiado diluida o que contiene material que no debería estar presente puede indicar que la mascota podría tener enfermedad renal.
    • Radiografía (obtención de rayos X): Las radiografías de abdomen de su mascota pueden mostrar cálculos renales o riñones de forma o tamaño anormal.
    • Evaluación ecográfica del abdomen: La evaluación del abdomen por ecografía es una prueba muy útil para examinar los riñones. La máquina de ultrasonido está conectado a una sonda pequeña y portátil que se sostiene sobre el abdomen de su mascota. La sonda emite ondas sonoras indoloras que rebotan en las estructuras en el abdomen (como los riñones) y vuelven a un sensor dentro de la máquina de ultrasonido. Esto crea una imagen en una pantalla que muestra a su veterinario la estructura de los órganos internos de su mascota. El ultrasonido también puede "mirar dentro" de órganos (como los riñones) para detectar masas, quistes u otros problemas que puedan contribuir a la ERC.

    ¿Cómo se trata la enfermedad renal crónica?

    La ERC es una enfermedad progresiva e irreversible. No es técnicamente "tratable" o "curable", pero en muchos casos, puede ser bien controlado. El manejo eficaz generalmente se centra en disminuir la progresión de la enfermedad y mejorar la calidad de vida del paciente.

    Las mascotas que están gravemente enfermas con ERC pueden necesitar hospitalización y cuidados intensivos para llegar a estar lo suficientemente estables como para continuar recuperándose en casa. En casa, los medicamentos y fluidos suplementarios a menudo pueden controlar eficazmente la enfermedad. Hay incluso dietas especiales y suplementos dietéticos que pueden ayudar a algunas mascotas con ERC. Se recomiendan pruebas periódicas de sangre y orina, para evaluar la respuesta del animal a la terapia y determinar la rapidez con que la enfermedad está progresando.

    Las mascotas a veces pueden experimentar una buena calidad de vida durante muchos años después del diagnóstico de ERC. Su veterinario evaluará a su mascota y discutirá con usted los mejores métodos de manejo de la enfermedad.

    Aunque con frecuencia ERC no es prevenible, los exámenes físicos periódicos y pruebas diagnósticas de bienestar pueden aumentar las posibilidades de diagnóstico precoz y manejo efectivo.

    didyouknow

    Did you know... Determining the mineral composition of urinary calculi is crucial for preventing recurrence.Read More

    These Care Guides are written to help your clients understand common conditions. They are formatted to print and give to your clients for their information.

    Stay on top of all our latest content — sign up for the Vetlearn newsletters.
    • More
    Subscribe